viernes, 15 de mayo de 2009

LA PRODUCCION AGROPECUARIA MODERNA Y SU IMPACTO AMBIENTAL

1.- INTRODUCCION

El presente siglo ha observado un crecimiento extraordinario de la producción agropecuaria mundial debido al efecto combinado de la incorporación de nuevas tierras al cultivo, el incremento de la producción bajo riego y la introducción de innovaciones que acrecientan los rendimientos unitarios, como es el uso de agroquímicos en la producción de alimentos primariamente planteado a través de la Revolución Verde.
En la actualidad parece cierto que la disponibilidad de los dos primeros agentes del aumento de la producción se muestra relativamente inelástica y que la generación de alimentos, deberá apoyarse cada vez más en el progreso tecnológico, es decir, en la capacidad de producir riqueza descubriendo usos nuevos y mejores para los recursos disponibles. Esto ha forzado al uso cada vez mayor de agroquímicos con el consecuente resultado del problema planteado mas abajo.

Decía Marx en una de las diez tesis filosóficas en su obra CRITICA A LUDWIG FEUARBACH Y EL FIN DE LA FILOSOFIA CLASICA ALEMANAS, ¨ No es solo la identificación del problema sino, que también es igual de importante, el planteamiento de las posibles soluciones.

De lo antes planteado surge la necesidad, de estudiar e identificar todas las implicaciones e interacciones de los factores, que inciden en la producción de alimentos con el uso de los agroquímicos. Con el fin principal de plantear soluciones viables y contribuir, al desarrollo de nuestra sociedad y de las generaciones venideras.



2.- PLANTEMIENTO DEL PROBLEMA

El problema Económico, social, Ecológico y la crisis ambiental surgen del hecho de que los seres humanos pueden intervenir activamente el medio para satisfacer sus necesidades, y a través de ello, están causando mucho daño al medio y a todos los seres vivos que dependen de ese medio.

La intervención de la humanidad sobre la naturaleza se ha ampliado en la era moderna como consecuencia del desarrollo científico y tecnológico. Algunas personas han sometido a la naturaleza a una sobreproducción, explotando recursos naturales renovables y no renovables de manera incontrolada, poniendo, de este modo, en peligro la vida sobre el planeta.

Al mismo tiempo, el crecimiento de la población provocó un incremento en la producción de alimentos, lo que dio origen al desarrollo de actividades como la agricultura y la ganadería.

Las actividades agrícolas y las de ganadería, contribuyen también a la contaminación del ambiente. El desequilibrio ecológico que se genera al introducir labores agrícolas en un ambiente, produce tal desajuste, que da lugar a que se desarrollen plagas que atacan las cosechas. Para poder combatir las plagas, se desarrolló la producción de biocida (plaguicidas, herbicidas, insecticidas, bactericidas), sustancias capaces también de acabar con la vida de cualquier especie vegetal y animal.

Desafortunadamente, los biocida matan la plaga pero ocasionan los siguientes problemas:

Interfieren en el equilibrio ecológico porque dañan especies que no tienen nada que ver con el cultivo o cría.

Entran en la cadena alimentaría a través de los consumidores de primer orden como son los herbívoros, y luego causan daños a las personas.

Ocasionan daños en la salud de los seres humanos como intoxicaciones o dermatitis, cuando se consumen vegetales que han sido irrigados por biocida.

Contribuyen a la contaminación del agua, cuando se infiltran hacia aguas subterráneas que surten a ríos y lagos.

Por su parte los fertilizantes, son sustancias químicas producidas por la industria con el fin de suministrar nutrientes al suelo como sales nitrogenadas, fosfatadas o de potasio, calcio, magnesio y azufre, para favorecer las cosechas para aumentar la productividad vegetal. La contaminación del suelo, aire y agua por la utilización de fertilizantes se debe principalmente a:

La utilización indiscriminada del fertilizante por parte de los agricultores en los cultivos.

La forma de distribución del fertilizante sobre grandes extensiones agrícolas.
Los nitritos presentes en los fertilizantes pueden provocar enfermedades graves como el cáncer.

Por su parte, la tala de árboles crea un desequilibrio ecológico, y la quema para renovar los pastos, destruye la materia orgánica que enriquece los suelos y promueve la extinción de animales y plantas.

Las especies desarrollan resistencia al biocida cuando es utilizado con mucha frecuencia, por lo que se aumentan las concentraciones de estas sustancias para que sean efectivas contra la plaga.

Las actividades de ganadería empobrecen los suelos y además pueden contaminarlos junto con las aguas. Sin embargo, las actividades agropecuarias son muy importantes porque generan parte de la alimentación y a la vez constituyen fuentes de trabajo. Pero también generan una carga elevada de contaminación debido al arrastre y dispersión de biocida, fertilizantes y sedimentos, los cuales al caer a los ríos, lagos y mares, contaminándolos.

3.- OBJETIVOS

Objetivo general.
El objetivo primordial de este estudio es comprender la dinámica real de la interacción, entre el uso de agroquímicos en la producción de alimentos y las consecuencias ambientales, económicas y sociales, con el fin de proponer soluciones.

Objetivos específicos.
- Rol del uso de agroquímicos en el costo de producción de alimentos y la economía nacional.

- Consecuencias sociales del uso de agroquímicos en producción de alimentos.

- Consecuencias ambientales del uso de agroquímicos.

- Identificación de posibles propuestas de soluciones.



4.- DESARROLLO.

4.1.- CONCEPTOS GENERALES

Antes de comentar los aspectos específicos de esta presentación es preciso analizar algunos conceptos, como por ejemplo: qué se entiende por Medio Ambiente? Para (Bru 1988) es la totalidad del entorno material de la vida humana, tanto natural como no. Así mismo, el deterioro ambiental se origina por la acción del hombre como ser social y es la materialización de un proceso histórico de explotación abusiva del medio, basado en premisas ideológicas y formas de organización social. Para Folch (1978) la ciencia ecologista es aquella cuya finalidad es la integración de los aspectos sociales, políticos e ideológicos implicados en el uso humano de los ecosistemas. Se entiende por plaguicidas, las sustancias o ingredientes activos, así como las formulaciones o preparados que contengan una o varias de dichas sustancias o ingredientes activos cuya finalidad sea la de actuar como raticida, desinfectante, insecticida, fungicida, repelente, atrayente, etc.

Desde tiempos inmemoriales el hombre siempre ha causado efectos sobre el ecosistema del cual forma parte. Con el correr del tiempo y el desarrollo de la ciencia y la tecnología esas se han profundizado; es decir que el hombre al aumentar su comodidad y su seguridad, amenaza con trastornar los ecosistemas naturales a un grado casi irreversible.

La primera modificación significativa sobre el ecosistema comenzó con el desarrollo de la agricultura Cuando el hombre era simplemente un recolector de alimentos, su efecto sobre el medio ambiente era mínimo y reducido únicamente a la vecindad inmediata del fuego que mantenía, para el calor y cocinar los alimentos.

Con el advenimiento de la agricultura los efectos aumentaron, hubo necesidad de clarear los bosques de su vegetación natural, para la plantación de los cultivos. La cantidad creciente de alimentos disponibles debido a las plantaciones, estimuló el rápido crecimiento de la población humana, más personas, significó más ocupación de tierras y por lo tanto, aumento a los efectos sobre el medio ambiente.
Con la expansión de la agricultura floreció el comercio que llevo al movimiento entre las poblaciones. Al aumenta la población hubo necesidad de cambiar el estilo de vida, volviéndose cada vez más compleja. Aparecieron entonces, otras actividades tales como la industria el transporte, la construcción urbana y otros caracteres de la vida moderna, señaladas como actividades humanas ecológicamente alteradoras, ya que han tenido consecuencias negativas en le medio ambiente.

4.2.- LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA MODERNA Y SU IMPACTO AMBIENTAL

La producción tradicional, hizo crisis ante un factor considerado primario como lo es el "Mercado". La sociedad ejerció una demanda creciente de productos agropecuarios y así mismo cualificados sobre ciertos productos (carnes). Este efecto no pudo ser correspondido por esa producción tradicional, por lo cual se produjo un desajuste entre oferta y demanda de productos. De esta forma y para dar respuesta parcial a ello, el productor recurrió a la compra masiva de insumos y venta de productos, ingresando en la economía monetaria.

Se produjo entonces el llamado "primer impacto ambiental", en donde el productor recurre a:

- Mecanización
- Empleo de productos químicos (fertilizantes, plaguicidas, conservantes, etc).
- Roturaciones (labranzas) improcedentes.

Todos estos factores llevaron a la alteración del paisaje y al inicio de la contaminación ambiental.

Por otra parte, como consecuencia de este aumento en el consumo, los precios tendieron a elevarse y ser recurrió a la importación de productos. Todo ello atrajo las inversiones de capital extra agrario, conformándose finalmente las características de la agricultura y la ganadería "modernas" que provocaron el "segundo impacto ambiental".


Dichas características son:

- Concentración de la producción, generalmente próxima a los centros de consumo y en unidades de gran magnitud.
- Especialización de la producción, creando núcleos. Todo esto trajo aparejado la disminución en el número de explotaciones, con sus implicancias.
Intensificación de la producción, independizándose del factor tierra para ser independiente.

En el caso de la agricultura, estas características trajeron aparejado:

- Un excesivo uso de fertilizantes, deyecciones animales y plaguicidas, que provocaron en muchos casos contaminación del agua, suelo y aire, además de inconvenientes en la salud de las personas y dudosa calidad de los productos.

- Problemas ambientales, a través de alteración del paisaje, pérdida de la biodiversidad, como también trastornos en la salud.

En el caso de las explotaciones ganaderas, la cronología de este modelo intensivo comenzó con la producción de huevos, seguida por la de pollos, luego los cerdos, para llegar también a los vacunos para carne y leche y otras especies de menor importancia, siendo algunas de sus consecuencias:

- Elevados volúmenes de excrementos y su eliminación, con los problemas de filtración de nitrógeno y fósforo (eutrofización), emisión de metano, dióxido de carbono, amoníaco, sulfídrico. Metales pesados, problemas sanitarios (microorganismos, zoonósis).

- La calidad biológica de las carnes es muy cuestionada, debido al importante uso de antibióticos, pigmentantes, anabólicos y promotores del crecimiento que se utiliza en estos sistemas.



Este modelo intensivo basado en la inversión de capitales, tiene como único objetivo de producción la maximización del beneficio y la producción masal, siendo semejante a
Cualquier proceso de tipo industrial.

4.3.- CAUSAS PRINCIPALES DE LOS PROBLEMAS AMBIENTALES

Como ya dijimos las actividades humanas siempre han producido cambios en el medio ambiente, sin embargo no es sino hasta las ultimas décadas que el impacto de las actividades humanas sobre el medio ambiente se acelero y se hizo mas profundo. Las presiones de vida al rápido crecimiento de la población, el consumo prodigo y descontrolado, la urbanización, la expansión industrial y los avances de la ciencia y tecnología han causado estos cambios acelerados en el medio ambiente.

Entre las causas principales del deterioro ambiental podemos mencionar:

- El rápido crecimiento de la población
- Nuevos problemas a través de la ciencia y la tecnología
- El desarrollo y la industrialización
- Concentración de la población humana.
Estas actividades humanas tienen como consecuencia la contaminación de los medios básicos para la vida tales como: aire, agua y suelo.

4.4.- PROBLEMAS AMBIENTALES DE LA REPUBLICA DOMINICANA

En RD. los problemas ambientales son incontables debido en gran medida a la falta de una conciencia ambiental tanto de autoridades como de pueblo en general, aunado a esto el acelerado crecimiento demográfico con una deficiente infraestructura para atenderlo y los cambios sociales y económicos que experimenta el país.

Sin embargo resulta difícil hacer un estudio profundo de la contaminación ambiental en nuestro país. ya que la información científica con que se cuenta es deficiente, es así que nos hemos visto en serias dificultades para identificar los principales productos agroquímicos contaminantes.

El agua es uno de los elementos que en mayor proporción esta presente en la vida del hombre. Es utilizada para el abastecimiento humano, en la agricultura y en la industria lo que provoca la contaminación de la misma. La contaminación de las aguas digna de tenerse en cuenta es la producida por residuos agrícolas: plaguicidas y fertilizantes, y que llegan a las corrientes superficiales y a las aguas subterráneas.

Hace varios años el uso de plaguicidas en el país se limitaba principalmente en las fincas de hortalizas y algodoneras. Desde entonces los productores y distribuidores de insumos agrícolas intensificaron la promoción comercial de plaguicidas y fertilizantes. Sin embargo, no se hicieron esfuerzos por educar a los usuarios de plaguicidas sobre los peligros asociados con las sustancias químicas ni sobre la ciencia de su manejo.

Las diluciones y medidas no son exactas y los productos se mezclan sin precaución. Este problema no solo afecta la salud pública, sino también tiene efectos negativos sobre los suelos.

Los plaguicidas mas usados antes de 1981 eran casi exclusivamente Órgano clorados y hay evidencia de que estos productos persisten en los suelos de la Rep. Dominicana.

El uso actual de plaguicidas a base de Piretroides, Carbamatos y productos Órgano fosforados es muy intenso y aunque la biodegradación de estas sustancias en los suelos tropicales es relativamente rápida, su manejo inapropiado sobrecarga los suelos con productos químicos tóxicos y sus metabolitos.

Aunque en R.D. no se han hecho estudios exhaustivos en todo el país, si se sabe que en las zonas donde se practican cultivos intensivos hay problemas serios de contaminación como es el caso de Constanza.

A medida que se manipulan los plaguicidas, se corre un alto riesgo de entrar en contacto con estos; este riesgo depende de la atención en el tiempo de manipuleo y del uso de la indumentaria adecuada para trabajar con estos. El mayor riesgo lo llevan las personas que trabajan con los productos y concentrados técnicos como manufactura, reformulación o reenvase de concentrados sin equipo apropiado.
Debido a que la principal forma de de exposición a los plaguicidas, es la dérmica, causada por el manejo en la mezcla y aplicación de estos, existe la alternativa de elegir dentro de las formulaciones de los productos para usar la que menos se exponga a la piel; a continuación se presentan las características de ciertas formulaciones:

1.- Los concentrados de aceites y los concentrados emulsificables de la mayoría de los productos químicos penetran muy fácilmente por la piel.

2.- Las formulaciones sólidas, permiten menor penetración cutánea debido a la absorción del producto por el portador que es la arcilla u otro material.
Los granulados son mucho más confiables para trabajar y evitar la exposición dérmica, y si son recubiertos es mucho mejor.

Otro aspecto a tomar en cuenta al momento de la aplicación, para disminuir la exposición al plaguicida, es manejar el tamaño adecuado de la gota, para evitar deriva y toxicidad; al utilizarse polvos deben de tomarse las medidas necesarias para evitar problemas de dispersión.

La contaminación por evaporación del producto puede ser considerada si se entra en contacto cercano al área de aplicación, estos producto volátiles pueden ser aplicados en bajas concentraciones para disminuir el riesgo.

Dedicar atención a la formulación apropiada, entonces, puede resultar no solamente en un control de plagas más eficaz y seguro, sino también evitar la exposición humana y contaminación ambiental. La formulación puede ser un producto comercial o el resultado de una mezcla en tanque con aditivos apropiados para lograr las propiedades deseadas.

En muchos casos se ha visto que el agricultor no considera mucho el desecho adecuado de los envases. Para evitar que él siga contaminando, el se debe de asegurar de que cuando vacíe un envase de plaguicidas, que enjuague completamente el envase antes de desecharlo. Esto se hace con la finalidad de reducir la cantidad de plaguicida de desperdicio que permanece en el envase y si enjuaga varias veces el envase y utiliza esa agua para aplicarla, estaría dando un mejor uso a su inversión.
Por lo general el agricultor utiliza el suelo para desechar los desperdicios, si se hace de esta manera, se debe de seleccionar un sitio que este lejos de la casa o donde los animales no tengan acceso al sitio y principalmente lejos de cualquier fuente de agua.
Con el fin dar solución a la problemática planteada, se han desarrollado una serie de tecnologías, agrupadas básicamente en lo que se conoce como Técnicas MIP, unidas a la vuelta a técnicas tradicionales de producción, como es la Producción Orgánica.

1 comentario:

  1. la verdad creo que tienes una informacion muy completa, incluso tuve una tarea respecto al tema y me sirvio bastante lo que has escrito.

    ResponderEliminar